Nuestra Historia

Las casas de los Carreras fueron declaradas monumento histórico en 1974. La decisión fue fundamentada por la importancia histórica de quienes las habitaron originalmente, además de sus características arquitectónicas y la antigüedad de estas, construidas a mediados del siglo XVIII.

Hace 25 años, Francisco Correa Salas, agricultor, ganadero, y sobre todo amante de la tierra, decide retomar la tradición familiar que por generaciones fue el sello de sus antepasados; producir vinos. Hombre de armas tomar, Don Paco, como era cariñosamente llamado por la gente del campo, construyó una bodega de gran capacidad y plantó diversas cepas en los faldeos de los cerros de El Monte. Con el tiempo, y luego de grandes esfuerzos, Viña Doña Javiera, ha conseguido darse a conocer por sus vinos, que no son otra cosa que la expresión de los sueños de su fundador.